Trasladar una tienda física al online

Si tienes pensado abrir nuevos horizontes, vamos a darte un paso a paso de cómo convertir tu tienda física en un ecommerce.

A raíz de la pandemia son muchas las tiendas -las de escaparate y dependientes- que han decidido, en un acto de modernización y adaptación de su negocio, abrir un nuevo canal, el online.

También son muchos los propietarios y propietarias de tiendas que han tenido que hacer una inmersión acelerada en el sector digital para gestionar ellos mismos esta conversión en su negocio.

Si tienes pensado abrir nuevos horizontes, vamos a darte un paso a paso de cómo convertir tu tienda física en un ecommerce. Eso sí, antes de ponerte manos a la obra y construir tu propio espacio online hay algunos “does” o acciones básicas que hay que tener solucionados. Si puedes responder a las siguientes preguntas estás preparado para saltar al siguiente nivel:


Nivel 1 / Las bases

  • ¿Sabes quiénes son tus competidores?
  • ¿Qué puntos fuertes tiene tu producto en comparación al de la competencia?
  • ¿Cuáles son tus objetivos?

Nivel 2 / Tu espacio web

Igual que buscaste un espacio óptimo (por ubicación y prestaciones) cuando estableciste tu tienda física, también lo vas a buscar para abrir tu tienda online. La única diferencia es que el escaparate y los metros cuadrados se traducen en plataformas y prestaciones. En el mercado existen varias opciones que te ayudarán a sostener tu ecommerce, elegir la que más encaje con tus necesidades en base a las prestaciones que ofrezca, ¡depende de ti!

Yupop es una de las opciones: sencilla, intuitiva y sin suscripción.

Nivel 3 / La “tienda” online

Más allá de la calidad del producto que vayas a vender, hay unos intangibles a los que debes prestar atención para lograr una óptima experiencia de compra:

  • Diseño y estructura web: Elige la plataforma que, entre otras opciones, te ofrezca un diseño que encaje con tus necesidades y te permita estructurar la web de forma lógica para que los usuarios encuentren, fácilmente, lo que buscan y desarrollen la compra en pocos pasos.

  • Integración de pagos: Igual que en la tienda física incorporaste un datáfono para facilitar el pago, en tu tienda online debes ofrecer opciones a tus clientes para que no se te escapen. Desde proveedores de pago como PayPal o Stripe (para pagos con tarjeta) hasta opciones más rudimentarias como la tarjeta de crédito, la transferencia o el Bizum. ¡Tu decides!

  • Gestión de inventario: La gran mayoría de plataformas te permiten vender y, a la vez, controlar y actualizar el stock. ¡Importantísimo para no vender lo que no tienes!

Nivel 4 / El producto

Una vez tenemos el espacio online donde vamos a vender, ahora toca “llenarlo” de producto. En este nivel es importante que tengas en cuenta tres factores: las imágenes del producto (que deben ser de calidad y representativas. Aquí te damos algunas ideas), las descripciones que deben aportar información detallada del producto en cuestión y cualquier tipo de información extra relacionada con el inventario (existencias, promociones…).

Nivel 5 / La publicidad

Si ya lo tienes todo listo, si ya has superado los primeros cuatro niveles, es momento de darte a conocer. Para ello hay tres pilares que en la era digital resultan fundamentales:

  • Optimiza tu página web para posicionarte en los buscadores: se llama estrategia SEO y te permite, a través de insertar ciertas palabras clave relevantes para tu negocio, dar visibilidad a tu página y mejorar la posición en los resultados de búsqueda. En este artículo te contamos más.
  • Redes sociales: sin ellas no eres nadie. Crea una página de tu negocio en Google y ábrete un canal en Instagram, Facebook y Tik Tok, serán tus redes sociales de referencia a la hora de hablar de tu negocio y del producto que comercializas.
  • Estrategias de marketing digital: Más allá de la presencia en orgánico, es decir, crear contenido para tu web y tus redes, es importante que inviertas en campañas publicitarias para dar a conocer tu negocio. Puedes hacer anuncios en redes sociales y crear campañas que te ayuden a posicionar en buscadores. También tienes la opción de invertir en campañas de mail marketing o cerrar alguna colaboración con influencers. ¡Las opciones son muchas, debes optar por lo que mejor te encaje!


Nivel 6 / El cliente

Sin clientes no hay tienda online.

En los anteriores niveles hemos investigado cómo está el sector y los competidores, hemos buscado una buena plataforma acorde a nuestras necesidades, la hemos adaptado a nuestra marca y la hemos llenado de producto. Además hemos establecido una estrategia de marketing para lograr “leads de calidad”, es decir, usuarios dispuestos a comprar nuestro producto. Ahora que los tenemos en nuestra tienda es momento de mostrarles que pueden confiar en nosotros a través de una atención al cliente en línea capaz de dar respuesta rápida a sus preguntas y dudas, métodos de pago adaptados a cualquier necesidad y un sistema de envío y devoluciones que sea seguro y eficaz.

¿Lo tenemos? Entonces podemos saltar al último nivel: ¡Ha llegado el momento de vender!

Recordatorio: Desde Yupop queremos advertirte que detrás de una tienda online hay un constante proceso de aprendizaje y actualización. Es importante estar a la última para optimizar tus resultados.

Y siempre recuerda que:  ¡Las grandes ideas empiezan con un pequeño paso!

Crear tienda ahora